domingo, 11 de noviembre de 2012

veleta [12.11.2012.1838]

Soy una veleta que pasea quieta
por la orilla del mar.


No conocía norte o sur este u oeste,
estaba ajena a cualquier punto cardinal.


Eres un suspiro cósmico,
un abrazo de rocío
que hizo de mi mundo una pirueta.


Recorriste mis entrañas, me rozaste en la mañana
y me susurraste sal.


Y en ella encontré historias de marinos, de sirenas y ballenas
gimiendo dichas y penas.


La sal de tus recuerdos.


de tus caricias
que por primera vez me hicieron vibrar.


Luego te fuiste y quedé girando sola,
con diamantes salinos asidos a mis aspas.


Los diamantes de tu memoria,
que me fueron corroyendo desde el centro hasta mis puntas;
porque después de ti nada más me hizo rotar.


Estoy añorando una caricia costera,
entre un cielo de narvales y un océano de tesoros astrales
antes de que me termine de averiar.


Te sigo esperando
para que remuevas los recuerdos que me maltratan
y me hagas dar vueltas una vez más.


Stuart D. Elwy.

No hay comentarios.: